Twitter: Elvis Presley

Elvis Presley: recordando al rey del Rock & Roll

Un día cómo hoy (16 de agosto), pero de 1977, el mundo se despedía de una leyenda

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Han pasado más de cuarenta años desde que el rey del Rock & Roll se subió a un escenario por última vez. Elvis Presley dio su último concierto un 26 de junio de 1977 en Market Square Arena, Indianapolis, sin embargo, el mundo se despidió de Presley el 16 de agosto de 1977, con tan sólo 42 años de edad. Pero su historia no terminaría ese año, el rey del Rock & Roll se había encargado de dejar un legado que viviría muchas décadas después de su partida.

El 8 de enero de 1935, en una casa de dos habitaciones en Tupelo, Mississippi, nació Elvis Presley, años más tarde, él y su familia se mudaron a Memphis, Tennessee, en donde en julio de 1954 grabaría sus primeros demos en Sun Records junto a Sam Philips.

El 4 de julio de 1954, Sun Records lanza el que se convertiría en el sencillo debut de Presley, una versión acelerada de «That’s All Right» de Arthur «Big Boy», acompañado de un «Blue Moon of Kentucky», convirtiéndose en un éxito casi inmediato en la ciudad que lo vio crecer, lo que le abrió las puertas en la industria musical que años más tarde conquistaría por completo.

Sin embargo, fue durante sus participaciones en Louisiana Hayride, un programa de radio de música country, que Elvis conoció a «Coronel» Tom Parker, pieza esencial en el desarrollo de su carrera musical, pues sería él quien le abriría las puertas a grandes escenarios.

A tan sólo un año de su debut con «That’s All Right», Elvis ya había firmado su primer contrato discográfico importante con RCA Records, quienes negociaron la venta de los primeros sencillos de Presley con Sun Records así como otras canciones inéditas, relanzándolas meses más tarde y poniendo en la mira nacional a Presley.

Sus inicios y ascenso a la fama

Luego de haber sido firmado por RCA Records, Elvis comenzó las grabaciones de su disco homónimo que más tarde se convertiría en su primer álbum de estudio, un disco lleno de sus primeros éxitos y que rápidamente logró posicionarse entre las listas de popularidad. Esta fue la primera vez que Presley alcanzó el millón de ventas, valiéndole su primer álbum de oro.

Sin embargo, Presley no quería vivir sólo de cantar, sino que uno de sus grandes sueños era poder actuar en Hollywood, fue así como Coronel Parker le consigue su primer papel en una película de 20th Century Fox, la cinta originalmente se llamaría The Reno Brothers, pero luego de la llegada de Elvis a las grabaciones, la producción cambió el titulo a Love Me Tender, para que coincidiera con el lanzamiento del sencillo principal de la banda sonora de la película que había quedado a manos del propio Elvis. Convirtiéndose en la primera de muchas películas en las que actúo e interpretó la banda sonora.

1956 sin lugar a dudas fue un año crucial en la carrera de Elvis Presley, no sólo se había posicionado como uno de los cantantes más queridos de la industria, sino que había superado los 20 millones de dólares en ventas, comenzó la comercialización de mercancía alusiva a Presley, participó en su primera película en la pantalla grande y un gran número de sus sencillos encabezaban las listas de popularidad.

Sus influencias musicales y la mezcla de géneros que había logrado conciliar lo llevarían a revolucionar la música y la cultura pop de la época. Desde ese momento, nada volvería a ser igual en la vida de Presley.

Graceland y el ejército

En marzo de 1957, Elvis Presley adquiere Graceland Mansion, su casa hasta sus últimos días y que, actualmente sirve como museo y punto de visita para conocer más sobre el que alguna vez fue el rey del Rock & Roll.

Al término de las grabaciones de King Creole, la cuarta película de Presley, el cantante de «Heartbreak Hotel», fue llamado para participar en el ejercito durante dos años, sus primeros meses los cumpliría como parte de un entrenamiento Fort Hood, Texas.

En junio de 1958, Elvis entraría por última vez al estudio de grabación antes de irse al ejército, entre las canciones grabadas durante aquella sesión se encontró «A Big Hunk O’Love». Y no sería sino hasta 1960 cuando Presley regresara para regalarle a sus fans más música. En octubre del mismo año, Elvis viaja a Alemania como parte del ejército.

Fuente: Twitter Elvis Presley

Elvis is Back!

En marzo de 1960, Elvis regresa a los estudios de grabación luego de dos años de haber estado ausente, además, comienza las grabaciones de GI Blues, su quinta película para Paramount, y la tercera de nueve (no consecutivas) producciones cinematográficas de Hal Wallis.

A su regreso, Elvis Presley se presentó en una edición especial del programa de Sinatra titulado Frank Sinatra’s Welcome Home, Elvis, la transimición reportó una participación de más del 40% de la audiencia televisiva nacional, marcando el retorno de Elvis y una larga trayectoria para el rey del Rock & Roll.

En 1960, estrena Elvis is Back!, uno de sus discos de gospel más exitosos y que plasmaron la melancolía de sus años en el ejército, la ausencia en su carrera y la pérdida de su madre. Ese mismo año, Elvis lanzaría dos álbumes más. GI Blues, como parte de la banda sonora de su película homónima, y que se convirtió en el álbum más exitoso de su carrera en las listas de Billboard, aunque Blue Hawaii, –álbum del que se desprende uno de los grandes clásicos de Elvis, «Can’t Help Falling in Love»– se posicionó como el más vendido durante su vida con un total de ventas de 2 millones de copias en su primer año. El tercer disco del año, también de gospel, fue His Hands in Mine.

Para este momento, las canciones de Presley ya mostraban una notable melancolía, una profunda introspección y la necesidad de regresar a los escenarios más que a los sets de filmación.

Desde su regreso en 1960, Elvis pasaría los próximos siete años de su vida protagonizando películas y lanzando discos de bandas sonoras, lo que provocaría un duro golpe a la carrera de Presley, aunque no por mucho tiempo.

El especial de 1968

El 68 sin duda fue un año crucial a nivel mundial, cientos de revueltas y sucesos catastróficos se llevaron a cabo en distintas partes del mundo, sin embargo, también fue el año en el que Elvis Presley marcó su regreso a la industria musical y le demostró a todos que no sólo estaba allí para grabar películas, sino que además, era el mejor showman que habían visto.

El programa comienza con Elvis cantando «Trouble», lo que la da paso a «Guitar Man», Elvis, se ve mejor que nunca y como cierre, con un traje blanco frente a unas letras rojas gigantes detrás de él que dicen ELVIS, presenta «If I Can Dream», un tema especialmente escrito para el programa.

«El especial de Elvis del 68 fue mucho más que un regreso, fue más grande que todo lo que se ofreció en la carrera de Presley. De hecho, allanó el camino para que futuros artistas regresaran y se reinventaran después de un abismo en su carrera, intencional o no», mencionó Spencer Proffer, para Rolling Stone US.

Hoy, a más de 50 años del estreno del especial, la figura del rey que se presentó en televisión en NBC a todo color es ya un icono que define a Elvis Presley, tanto, que en años recientes se ha retransmitido dicho especial en salas de cines, como conmemoración de uno de los momentos más importantes en la carrera musical de Presley.

Elvis Presley en Las Vegas

Los años setenta fueron enormes para la carrera musical de Elvis Presley, sus presentaciones en Las Vegas pronto se volvieron icónicas y sus monos un emblema y una forma de recordar a Presley por el resto de sus días.

En julio de 1969 Elvis sube por primer vez al escenario con su característico traje blanco, en el recién inaugurado Hotel Internacional de Las Vegas para cantar «Blue suede shoes», un concierto que duró más de una hora y cuarto, en esta ocasión, el cantante originario de Tupelo rompió sus propios records de asistencia. Fue así como en 1970, se comenzaron las grabaciones de su álbum en vivo titulado «On Stage», grabado completamente en la ciudad que hoy todavía tiene la esencia de Presley.

Quizás sin saberlo, Elvis creó un nuevo modelo de conciertos en Las Vegas, dio paso a las actuales residencias en donde los grandes artistas realizan una larga temporada de presentaciones tocando grandes éxitos de su carrera. Durante varios años, Presley firmó shows por meses enteros en los que se subía al escenario para sorprender a la audiencia en cada noche.

Durante sus años gloriosos en Las Vegas, MGM realiza las grabaciones de un documental titulado Elvis – That’s the Way It Is, que mostraría a Presley no solamente con el rey del escenario, sino también en sus ensayos y en el estudio de grabación. Lo que llevaría al lanzamiento de un álbum homónimo del que destaca «I Just Can’t Help Believin’».

Luego de una temporada en Vegas, Elvis realizó una gira por 15 ciudades en Estados Unidos, lo que nuevamente sería documentado por MGM para un segundo largometraje titulado Elvis on Tour, que seguiría la vida de Elvis dentro y fuera del escenario. Al mismo tiempo, se estrena el decimoctavo álbum de estudio de Presley, He Touched Me.

Aloha from Hawaii – Via Satellite

No se podría repasar la trayectoria de una de las figuras más importantes del Rock & Roll, sin hablar de la emblemática transmisión satélite que Presley realizó en enero de 1973, Aloha from Hawaii – Vio Satellite, un show que hizo historia no sólo en la televisión, sino en la industria del entretenimiento en sí misma, quizás podría llamarse la primera transmisión en streaming de la historia.

El espectáculo se llevó a cabo en el Honolulu International Center Arena y se transmitió en vivo a Australia, Corea del Sur, Japón, Tailiandia, Filipinas, Vietnam y otros países. Además, más de 30 países de Europa pudieron ver el concierto con un retraso en el tiempo. La proyección de Elvis desde Hawaii reunió casi al 60% de la audiencia de la televisión estadounidense.

Los boletos de entrada al concierto no contaron con un precio establecido, sino que se les pidió a los asistentes una contribución debido a que las ganancias estarían destinadas a Kui Lee Cancer Fund de Hawái, En total se recaudaron 75 mil dólares.

El final de una estrella

Los últimos años de Elvis Presley fueron un tanto ajetreados, entre giras, estudios de grabación y presentaciones en Las Vegas, el rey del Rock & Roll no tuvo unos últimos días en paz y tranquilidad. Sin embargo, no todo fue malo para el cantante de «Suspicious Minds».

En 1974, Elvis regresa a Memphis para complacer a la audiencia de la ciudad que lo vio crecer. Aunque originalmente se habían planeado dos fechas ahí, la demanda de entradas era tanta que, en dos días realizó cuatro presentaciones. La emoción de tocar de nuevo ahí fue tal, que se grabó un álbum en vivo. Elvis Recorded Live On Stage in Memphis, incluyó la interpretación de «How Great Thou Art», álbum que además, le otorgó a Presley su tercer y último premio Grammy.

Para 1976, Elvis realiza una serie de grabaciones desde su estudio en Graceland apoyándose de un equipo de grabación móvil. Elvis logró grabar suficientes canciones para casi dos álbumes más, el último sencillo grabado por Presley fue «Way Down».

Durante sus últimos días, Elvis grabó un especial de televisión para CBS titulado Elvis on Concert, un programa que se transmitió por primera vez el 3 de octubre, el primer material póstumo del cantante.

Finalmente, Elvis realiza su último concierto en Market Square Arena en Indianapolis. En su regreso a Graceland, el 16 de agosto de 1977, Elvis Presley muere debido a una insuficiencia cardíaca. La noticia del fallecimiento del rey del Rock & Roll impactó rápidamente en todo el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTENIDO RELACIONADO