Brody Dalle, fundadora de The Distillers, podría ir a la cárcel

Un juez de Los Ángeles encontró culpable a Dalle de violar “intencionalmente” una orden de la corte al no respetar la custodia compartida de su hijo de cinco años con Josh homme
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Brody Dalle de The Distillers, cinco de mayo de 2018.

Paul R. Giunta

Brody Dalle, fundadora de la banda de punk The Distillers, fue declarada culpable de desacatar una orden de entregar a su hijo menor a su exesposo Josh Homme, líder de Queens of the Stone Age, durante el periodo de custodia que le correspondía. No obstante, el juez Lawrence Riff absolvió a la cantautora de un cargo similar esta vez relacionado con su hijo de 10 años, argumentando que creía que el niño se resistió a la visita por sí mismo.

Riff también la encontró inocente en otros dos cargos en los que se le acusaba de impedir las videollamadas de Homme, violando así su acuerdo de custodia. A pesar de ello fijó la audiencia condenatoria por el primer cargo, el cual podría implicar tiempo en la cárcel, para el 30 de noviembre.

Después de conocerse el veredicto, Homme solicitó dirigirse al tribunal. “Cumplí con cada orden que dio, ¿por qué lo hice?”, preguntó el músico. “Entiendo lo decepcionado que está y sé que piensa que este sistema le ha fallado”, le contestó Riff, refiriéndose a su reclamo por no haber podido pasar tiempo con su hijo mayor desde agosto.

“Todos aquí han recibido un curso intensivo en derecho penal, y este no es la solución a los problemas familiares”, añadió el juez. “En lo que realmente tienen que enfocarse es en cómo en este entorno tan fragmentado van a ser capaces de criar a sus hijos. Van a necesitar ayuda, van a necesitar la participación de terceros. Si pueden lograrlo, van a reconstruir esta familia, pero hacerlo a través de desacatos y órdenes de restricción probablemente no sea la respuesta”.

Ambos padres subieron al estrado durante el agitado juicio que inició el 29 de octubre a petición del guitarrista. Allí, Dalle declaró que intentó llevar a sus hijos a casa de Homme pero ambos se rehusaron, y aseguró que alistó sus maletas, desbloqueó el número telefónico de su exesposo e incluso le advirtió a los chicos que podría ir a la cárcel si no iban a ver a su padre.

Su abogada Lisa Helfend-Meyer sostuvo en su alegato que Homme era el único responsable de su distanciamiento con sus hijos, pues este les aplicó “juegos mentales y emocionales” cuando presuntamente golpeó el auto de Dalle, la insultó y la amenazó con matar a su novio.

El abogado de Homme, Glen Jonas, aseveró en su intervención que los niños se habían convertido en “peones en el juego de alienación parental de la madre”. Por su parte, el músico admitió que su relación con su hija de 15 años se había destruido (ella le impuso una orden de alejamiento el siete de septiembre), pero afirmó que el tiempo de custodia de sus hijos durante el verano había sido positivo y no creía que lo hubiesen escuchado insultando a Dalle, tal como lo aseguró la artista.

El juicio por desacato marcó el giro más reciente en la turbulenta separación de la expareja. En audiencias anteriores, Riff ordenó la presencia de supervisores en el hogar de cada uno de los padres durante las visitas parentales; este también rechazó las peticiones de órdenes de alejamiento presentadas en nombre de los niños.

Aunque los documentos parecían contar con la firma de Dalle, ella misma reveló que nunca firmó los papeles y que incluso no estuvo presente cuando se completaron las solicitudes en un juzgado en Santa Mónica sin la presencia de sus hijos. “No tuve nada que ver con eso”, declaró el nueve de noviembre, aclarando que fue su novio, Gunner Foxx, quien llevó a su hija al juzgado para llenar el papeleo por los chicos.