2021 o el año de la doble aventura compartida entre Adam Driver y Ridley Scott

Primero fue The Last Duel, hoy es House of Gucci. No podrían ser películas más distintas. Driver reflexiona en entrevista exclusiva sobre estos dos trabajos liderados por un incansable director
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

© 2021 Metro-Goldwyn-Mayer Pictures Inc. All Rights Reserved.

Cuenta la leyenda cinematográfica que hace casi veinte años Giannina Facio, esposa de Ridley Scott se topó casi por casualidad con el libro The House Of Gucci: A Sensational Story of Murder, Madness, Glamour and Greed. Impresionada al enterarse del truculento caso que envolvía al clan Gucci con una serie de delitos, convenció a su esposo de convertir la provocadora historia en una película.

¿Qué podría salir mal? Finalmente la crónica combinaba los elementos que por lo general resultan atractivos a un público adulto: relaciones familiares y una serie de traiciones que derivan en un publicitado crimen. Digamos que la realidad siempre supera la ficción. El proyecto atrajo nombres de la talla de Angelina Jolie y Leonardo DiCaprio, por mencionar solo un par, sin embargo a pesar de estas credenciales la película languideció en reescrituras de libreto y en la transferencia del mando entre distintos productores.

Hoy House of Gucci constituye una de las películas de la temporada. Independientemente de la recepción de la crítica especializada, el título se presenta como uno de las producciones cinematográficas más comentadas en redes sociales y en la cinta para adultos que prometerá discusiones y largas charlas con café. Scott finalmente pudo reclutar el reparto de lujo con el que soñaba. Hoy encabezado por Lady Gaga (quien personifica a Patrizia Reggiani), Jeremy Irons, Al Pacino, Jared Leto, Salma Hayek y Adam Driver, este último encarnando a Maurizio Gucci, el heredero del emporio quien rompe con los más añejos códigos establecidos por una tradicional acaudalada familia italiana.

© 2021 Metro-Goldwyn-Mayer Pictures Inc. All Rights Reserved.

De una manera circunstancial, Driver estrenó este 2021 no una sino dos producciones lideradas por Ridley Scott. La primera fue la saga histórica The Last Duel en donde el actor caracteriza a Jacques Le Gris quien pudo haber sido responsable o no de una violación, la otra interpretación es la de Maurizio.

“Antes de iniciar el rodaje desconocía por completo acerca de él. Leí el libro. Bueno, primero fue el guión. Me pareció todo muy emocionante. Después empiezas a investigar lo que hay por ahí. Lo que puedes leer en las redes. Pero mira hay dos cosas: lo que realmente sucedió y nuestra versión”, nos comenta Driver en entrevista exclusiva acontecida vía zoom un día después de la gran premier de House of Gucci, celebrada en Italia.

El mismo Ridley Scott ha descrito House of Gucci como una comedia de equívocos que deriva en una gran tragedia. Y es que la misma historia orilla a los realizadores a crear un tono que raya entre el humor negro y lo trágico por lo que los actores tienen que estar en una sintonía particular. Una labor titánica al considerar que el reparto está integrado por histriones que provienen de distintas escuelas actorales y que se trata también de una película de dos horas y cuarenta minutos de duración.

¿Cómo partir en la creación de un personaje con las características de Maurizio Gucci? El impasible heredero quien se convierte en el centro de una conspiración tejida por su propia esposa Patrizia (Gaga). Driver nos responde: “Para mí el guión es esencial. Fue muy incierto todo en un principio, aún contando con un libreto. Es difícil discernir cómo inicié pero supongo que en los pequeños detalles. Está su forma de hablar. Era italiano pero educado en Inglaterra. Quienes lo conocían aseguran que hablaba inglés de manera perfecta de tal manera que era incluso difícil distinguir su parte italiano. Luego es muy distinto hablar ese idioma si lo estudias en Gran Bretaña o Estados Unidos. Su forma de vestir fue otro factor. Al inicio de la historia se trataba de ropa conservadora pues era un estudiante. Después llega la fase empresarial y corporativa. Al final vestimos a Maurizio con vestimenta mucho más holgada pues es una persona con un recorrido de vida y con seguridad en sí mismo. Pero para mí el libreto lo es todo. Es mi biblia durante los rodajes”, advierte el intérprete sobre el génesis de su caracterización.

Los dados están en el aire. Ahora toca el turno del público de hacer un juicio a los actor protagonizados por estos estridentes, bizarros y complejos personajes. Interpretados por uno de los elencos más impresionantes de los últimos años. La audiencia tiene la última palabra.

“No tengo una lectura única de esta película. Espero desde mi punto de vista que el rol de Maurizio se aprecie como un personaje tridimensional que inicia en un lugar y termina en otro. Entiendo la historia desde su perspectiva pues fue un hombre quien tuvo que superar su propio árbol genealógico y quien estaba consciente de los altibajos que coexisten en el mundo empresarial. House of Gucci es la historia de un hombre quien pudo haberse visto seducido por la fortuna y el poder que heredó y quien a pesar de esto se permitió enamorarse auténticamente de una mujer. Para Maurizio, el sentido del amor pareciera que fuese un elemento totalmente ajeno a su vida y a pesar de esta circunstancia al final se lo permitió”, finaliza el actor. 

© 2021 Metro-Goldwyn-Mayer Pictures Inc. All Rights Reserved.