Estas son las guitarras más famosas del rock

Los guitarristas aman a sus instrumentos y los miman hasta la demencia. Algunos más golfos cambian de modelo sin mayores problemas, pero otros son la prueba de que la monogamia también existe en el rock. Aquí hay una veintena de guitarras icónicas que siempre vienen a nuestra mente unidas a aquellos músicos que de verdad las amaron.
Por - 28 de mayo de 2012
-
-
-
Imagen principal de la noticia
ETIQUETAS

Jimi Hendrix prendió fuego a su Stratocaster en el Monterey Pop Festival como un acto de amor. “Tu sacrificas las cosas que amas, y yo amo a mi guitarra”, argumentó. Cualquier guitarrista ama con locura a sus guitarras, y algunos como Stevie Ray Vaughan llegaron a considerarlas casi como esposas. Son sólo dos ejemplos de la intensidad de las relaciones entre músicos y guitarras.

 

ERIC CLAPTON – BLACKIE

Blackie es el nombre con el que Eric Clapton bautizó a la guitarra más famosa de su colección, la Fender Stratocaster de color negro y blanco con la que todo el mundo acabó identificándole. Está montada con partes de tres ‘Strats’ que ‘mano lenta’ compró en una tienda de Nashville en los setenta. Después de que la retirara de la vida pública a mitad de los ochenta, la subastó por nada menos que 959.500 dólares para recaudar fondos para Crossroads, el centro de rehabilitación del guitarrista.

 

NEIL YOUNG – OLD BLACK

La mayoría de las canciones eléctricas de Neil han sido grabadas con Old Black, la Gibson Les Paul Goldtop vintage que adquirió en 1969. El instrumento ha sufrido numerosas modificaciones y ha ganado en dureza con los años gracias a su desgaste.

 

 

BRUCE SPRINGSTEEN – FENDER ESQUIRE

Algunas veces identificada como una Telecaster, la guitarra que colgaba del hombro de Bruce en la mitológica portada del Born to Run de 1975 es realmente una Fender Esquire de los cincuenta con considerables modificaciones, algo habitual en los guitarristas más concienzudos. Los fans sueñan con sostenerla al menos un par de segundos. Sueños húmedos, queremos decir.

 

 

WILLIE NELSON – TRIGGER

Willie Nelson ha estado tocando durante más de cuatro décadas una Martin N-20 acústica con cuerdas de nailon llamada Trigger. Es un diseño clásico que se ha convertido en reliquia gracias a un llamativo agujero en su parte frontal. “Cuando Trigger se muera, yo lo dejaré”, llegó a afirmar en una ocasión.

 

 

PRINCE – CLOUD

Se hizo famosa en la película Purple Rain gracias a sus voluptuosas curvas. Fue diseñada por un luthier de Minneapolis y reproducida por la marca Schecter.

 

JIMMY PAGE – GIBSON EDS-1275 DE DOBLE MÁSTIL

La heróica guitarra que hizo de Stairway to heaven una composición irresistiblemente épica. Con su doble mástil de doce y seis cuerdas, dio lugar posteriormente a una multitud de imitadores.

 

GEORGE HARRISON – RICKENBACKER DE 12 CUERDAS

Harrison es recordado por tocar una Grestch, vale, eso también, pero posiblemente su guitarra más icónica sea su Rickenbacker de 12 cuerdas de 1963. La compañía se la regaló a los Beatles para su primera gira por Estados Unidos, y George, caprichosillo él, se enamoró de ella inmediatamente.


 

PAUL McCARTNEY – BAJO HOFNER ‘VIOLÍN’

El bajista de los Beatles se encontró por primera vez con su bajo con forma de violín en los primitivos días de la banda en Hamburgo. Pual ha dicho que le gusta este modelo por una cuestión de simetría, y porque le hace parecer “menos tonto” tocando como el zurdo que es.


 

B.B. KING – LUCILLE

Después de rescatar su Gibson de 30 dólares de un local en llamas de Arkansas en 1949, el bluesman se enteró de que la pelea había comenzado por dos hombres que luchaban por el amor de una tal Lucille. En 1980 Gibson comenzó a fabricar la B.B. King Lucille y a partir de ahí, la leyenda no hizo sino crecer.

 

GIBSON LES PAUL

El innovador músico Les Paul se unió a Gibson, que hacía guitarras desde 1936, para crear el icono que terminó siendo imagen del rock & roll durante décadas y décadas. Se trata de una guitarra de cuerpo macizo —sin caja de resonancia— generalmente de caoba y con una tapa convexa de arce, cuyo acabado puede ser tanto en colores opacos como en otros traslúcidos que permiten ver las vetas de la madera.

 

STEVIE RAY VAUGHAN – FENDER STRATOCASTER

Llamaba a su guitarra favorita la ‘Number One’. También conocida como ‘Primera esposa’, la guitarra -una Fender Strat de 1963 con un mástil de 1962- fue maltratada a la vista de todos durante años de abuso sobre los escenarios. Lo dio todo por su hombre.

 

 

EDDIE VAN HALEN – FRANKENSTRAT

Eddie creó su hacha de guerra combinando el sonido de una Gibson con la apariencia de una Fender. La guitarra es conocida por su características pinturas rayadas con colores rojos, blancos y negros.

 

 

JERRY GARCIA – TIGER

El líder de Grateful Dad en sus últimos años tocó esta guitarra durante más de diez años a partir de 1979. Construida por el luthier Doug Irwin, de Sonoma County, esta pesada guitarra está formada por diversos tipos de madera comprimida. La sucesora de Tiger, otra guitarra de Irwin llamada Rosebud, necesitó reparación en 1995, así que Garcia recuperó a Tiger para el que terminaría siendo su último concierto.


 

LONNIE MACK – FLYING V

Uno de los pioneros en el arte de los solos de guitarra en el rock. Compró una de las primeras Gibson Flying V en 1958, y rápidamente se convirtió en su guitarra habitual.

 

 

PETE TOWNSHEND – #5 GIBSON LES PAUL

El ‘guitar hero’ de los Who usó durante años en el escenario una serie de Les Paul modificadas, a las que numeraba del 1 al 9 para que fueran afinadas adecuadamente. La número 5 que puede verse en la película The kids are alright es probablemente la más famosa de su colección.

 

 

JIMI HENDRIX – MONTEREY STRATOCASTER

Es la colorista Strat que la bestia zurda de las seis cuerdas tocó durante su actuación en el Monterey Pop Festival de 1967. Famosa por su corta vida, pues Hendrix le prendió fuego aquella misma noche, pasando así a ser instrumento mitológico. Las réplicas de su diseño ‘flower power’ se popularizaron rápidamente y aún hoy perduran gracias a gente como John Mayer, que usa una idéntica.

 

JACKSON RANDY RHOADS

Encargada por el reconocido guitarrista de rock duro Randy Rhoads -fallecido accidentalmente en 1982 en la cima de su popularidad mientras formaba parte de la banda de Ozzy Osbourne-, la guitarra recibió el nombre de Concorde. La guitarra angular que dio a la compañía Jackson su reputación ha sido después la preferida de muchos otros, incluyendo a Kirk Hammett de Metallica.

 


KEITH RICHARDS – MICAWBER

La guitarra más conocida del Rolling Stone es probablemente Micawber. Una Fender Telecaster de los años cincuenta con afinación abierta en clave de sol con la sexta cuerda eliminada. El instrumento recibió su nombre de un personaje del David Copperfield de Dickens.

 

BO DIDDLEY – CIGAR BOX

A Bo le dio por usar guitarras caseras con forma de cajetillas de cigarrillos, una vieja tradición folk que le dio a su habitual instrumento su aspecto rectangular. Antes de que Gretsch comenzara a producir guitarras Diddley, él mismo construyó dos docenas o más manualmente.

 

KURT COBAIN – JAG-STANG

Según dijó él mismo, diseñó su propia guitarra a partir de fotos Polaroids de los modelos Fender Jaguar y Fender Mustang, que después cortó y colocó juntas hasta dar con la imagen deseada. Fender comenzó a producir esta guitarra tras su muerte en 1994, y Courtney Love regaló el prototipo original al guitarista de R.E.M. Peter Buck.

 

 

BRIAN MAY – RED SPECIAL

En 1963 el joven Brian May no tenía dinero para comprarse una buena guitarra, de modo que con la ayuda de su padre construyó una artesanalmente con materiales cogidos de aquí y de allá. La Red Special es la niña de sus ojos e incluso ha llegado a volar en avión pagando un billete de tarifa infantil. Cualquier cuidado es poco cuando el amor verdadero fluye libre.

 

 

ANGUS YOUNG – GIBSON SG

El guitarrista de AC/DC ha usado varios tipos de Gibson SG (Standard, ’61 Reissue, Custom SG y Signature SG) y en contadísimas ocasiones ha subido a escena con otra. Infidelidades las justas.


 

SLASH – GIBSON LES PAUL

Ni un pelo de tonto tiene Slash en la pelambrera. Su imagen alzando una Les Paul al aire mientras puntea como un poseso define a la perfección a uno de los héroes de las seis cuerdas más legendarios del rock.

 

 

ROSENDO – FENDER STRATOCASTER

Tras años usando una Strato, Rosendo cambió a Gibson a finales de los noventa. Pero había truco, pues quitó a su nueva guitarra las pastillas originales y puso unas de Fender. En un tipo clásico como él, era cuestión de tiempo que volviera a su Stratocaster y se dejara de aventuras extramatrimoniales, algo que sucedió poco después.

INFORMACIÓN RELACIONADA
DISCOS RELACIONADOS
6 Comentarios
  1. #01 borja 28 de mayo de 2012 - 10:30

    Mira que es preciosa la Gibson de doble mastil de Page, y cómo la tocaba…
    Por cierto, donde estan las de Vetusta Morla?? no te reconozco! xD

  2. #02 Guillermo 28 de mayo de 2012 - 11:42

    Poneis la de rosendo y no poneis la de su heroe Rory Gallagher??? Esa guitarra si que es mitica que fue la primera fender strato que entro en Irlanda y toco toda su vida con ella. Aun estais a tiempo de corregirlo Rolling Stone.

  3. #03 javi 29 de mayo de 2012 - 14:03

    Tom Morello, Dimebag Darrell… http://detripasrockandroll.blogspot.com.es/

  4. #04 Vinka 29 de mayo de 2012 - 23:14

  5. #05 Andy 25 de agosto de 2012 - 19:23

    y donde esta jonny greenwood?

  6. #06 Abiezer 27 de agosto de 2012 - 2:25

    Y el Danelectro de Jimmy Page o el Casino de Lennon?

Escribir comentario

Debes iniciar sesión para comentar en Rolling Stone

Si no tienes cuenta, puedes crearla en apenas unos segundos.

También puedes iniciar sesión mediante: