The Kinks, sus 20 mejores canciones

Una selección para honrar los 50 años del primer disco de la... ¿mejor banda británica?
Por - 21 de octubre de 2014
-
-
-
Imagen principal de la noticia

En el camerino. Ray con la armónica, Dave con la guitarra y Mick y Peter en el espejo. ® Mirrorpix

ETIQUETAS

El 3 de octubre de 1964, hace ahora 50 años, The Kinks publicaron su primer disco, titulado simplemente Kinks. Precedido por el éxito brutal y eterno del single You really got me (a la venta el 4 de agosto del mismo año, número 1 inmediato), el álbum puso en primer plano al grupo liderado por los hermanos Ray y Dave Davies. Por Ray, en realidad, principal compositor e ideólogo.

Ray Davies en Jazzaldia: ¿son suficiente las canciones?

En su primera década de carrera, The Kinks pasaron de ser la facción rockera y hooliganesca (no era extraño que sus conciertos se cancelaran por interrupciones violentas, y se les impidió tocar en EE UU durante cuatro años por eso mismo) de la denominada Invasión Británica a la banda automarginada, a contracorriente, que decidió no abrazar ni psicodelia, ni hippismo, ni orientalismo ni ninguna de las corrientes que dominaron la segunda mitad de los años sesenta.

→ Las diez mejores canciones de la ‘Invasión británica’

Siempre desde el mismo barrio de Muswell Hill, muy al norte del centro de Londres, sin apenas interés ni vinculación con el Swinging London, Carnaby Street o Chelsea, ajeno y enemigo de las modas, Ray Davies, armado de ironía, inteligencia, rebeldía y la mejor visión de Inglaterra, se convirtió en el gran compositor británico.

Paul Weller, Damon Albarn, The Libertines o Arctic Monkeys, entre miles, le deben la vida a estas 20 siguientes canciones.

 

INFORMACIÓN RELACIONADA
DISCOS RELACIONADOS The Kinks

Escribir comentario

Debes iniciar sesión para comentar en Rolling Stone

Si no tienes cuenta, puedes crearla en apenas unos segundos.

También puedes iniciar sesión mediante: