Las diez mejores canciones de los Stones

Con el grupo resucitado en París, la edición estadounidense de ROLLING STONE pregunta a sus lectores sobre la mejor canción de Jagger y compañía.
Por - 05 de noviembre de 2012
-
-
-
Imagen principal de la noticia

El grupo The Rolling Stones resucitó la semana pasada con un par de conciertos en París, en lo que parece sólo el comienzo de grandes planes para su cincuenta aniversario. Por ahora sólo hay dos conciertos programados en Londres y dos en Nueva Jersey, pero todos los indicios apuntan a que habrá muchos más. Incluso parece que ex compañeros de grupo como Mick Taylor y Bill Wyman estarán presentes en algún momento.

Era un buen momento para hacer la gran pregunta a los lectores y determinar sus canciones favoritas Rolling Stones. Lo hizo la semana pasada la edición estadounidense de la revista y la respuesta fue abrumadora. Aquí están los resultados y las interesantes historias detrás de las canciones.

 

10. Angie.
En 1972, tras la publicación de su obra maestra Exile on Main St el grupo pasó por un periodo de sequía creativa. El siguiente álbum, Goats head soup, tiene sus buenos momentos, pero definitivamente no eran los mejores. Aun así el álbum fue un éxito impulsado por esta tierna balada que llegó a los primeros puestos de las listas de ventas. Durante los últimos 40 años, los fans han intentado determinar si Angie es una mujer real. Algunos piensan que se trata de Angela Bowie, mientras que otros apuntan a Angie Dickinson o la hija de Keith. “No se trataba de ninguna persona en particular”, escribió Keith en su autobiografía, Vida. “Era un nombre como, ‘Ohhh, Diana’. No sabía que Angela se iba a llamar Angela cuando escribí Angie”.

 

9. Tumbling dice.
Aunque Exile on Main St. sea el mejor álbum de los Rolling Stones y el más famoso, realmente no hay grandes éxitos en él. Tumbling dice es la única excepción, y es la única canción del disco que se convirtió en tema habitual en sus directo. Se comenzó llamando Good time woman pero no estaban muy convencidos, por lo que Jagger escribió una nueva letra, posiblemente inspirados en los casinos que el grupo visitó en Francia durante la época. “No creo que sea nuestro mejor material”, dijo Jagger a ROLLING STONE en 1995. “Tampoco creo que la canción tenga una buena letra. Pero parece que a la gente le gusta. Mejor para ellos”.

 

8. You can’t always get what you want.
You can’t always get what you want
comenzó como una canción sencilla, donde Mick Jagger toca la guitarra acústica; pero una vez que la banda entró en los Olympic Studios en 1968 para grabar Let it bleed, se transformó en algo completamente distinto. El organista Al Kooper fue reclutado para dar cuerpo a la canción y el resultado final es un clásico que rivaliza con el Hey Jude, de los Beatles. “La gente se puede identificar fácilmente con la letra”, dijo Jagger a ROLLING STONE en 1995. “Nadie consigue siempre lo que desea. Además tiene una melodía muy buena”.

 

7. Can’t You Hear Me Knocking.
Sticky fingers
es un álbum muy importante para los Stones. Fue su primer disco después de que Brian Jones dejase la banda y su primer larga duración con su sustituto, Mick Taylor. El grupo dejó claro que iba a seguir sin su miembro fundador. El disco está tan lleno de éxitos que es fácil pasar por alto esta canción época de siete minutos. Según Mick Taylor, la parte final fue completamente improvisado y se grabó en la primera toma.

 

6. Jumping Jack flash.
Tras el fallido experimento de 1967 con Their satanic majesties request, los Stones sabían que debían volver a su sonido de rock más clásico. El Jack de esta canción es realmente el viejo jardinero de Keith, Jack Dyer. Jagger estaba una noche en casa de Keith y oyeron el sonido de Dyer caminando con sus botas de goma. Mick le preguntó a Keith por el ruido. “Bueno, eso es Jack. Jumping Jack”. De esa chispa diminuta escribieron juntos uno de sus más grandes éxitos.

 

5. Wild horses.
The Rolling Stones pararon en un estudio de Alabama durante el tiempo de inactividad de su gira americana en 1969. No tenían permiso para grabar en los EEUU en ese momento, por lo que las grabación se convirtió en un asunto secreto. En sólo tres días, el grupo compuso y grabó Brown sugar, You gotta move y Wild horses.

 

4. (I cant get no) Satisfaction.
La historia detrás de (I cant get no) Satisfaction se ha contado muchas veces. Aquí va la versión corta: los Rolling Stones estaban alojados en un hotel de Clearwater, Florida, en mayo de 1965. Antes de irse a la cama una noche, Keith encendió la grabadora antes de dormirse. Cuando despertó, oyó un esbozo de la canción, seguido de horas de ronquidos. La canción se convirtió en su primer número uno de golpe y los catapultó a la fama.

 

3. Paint it, black.
En 1966, los Rolling Stones escribían canciones a un ritmo vertiginoso. En esta la banda decidió estirar las piernas un poco con la incorporación de un sitar, a pesar de que algunos críticos dijeron que lo hicieron simplemente imitando a los Beatles. La canción se convirtió en su oscuro tercer número uno en Estados Unidos. Bill Wyman ha afirmado durante mucho tiempo que ayudó mucho en la escritura de la canción, a pesar de que está acreditado a Jagger / Richards.

 

2. Sympathy for the devil.
No hay mucho material gráfico de los Stones en el estudio de grabación durante sus días de gloria, pero por suerte, el cineasta Jean-Luc Godard estaba grabando la banda cuando componen Sympathy for the devil en el Olympic Studio en 1968. “La canción se transformó después de muchas tomas de una canción folk a lo Dylan hasta una samba rockera”, escribió Keith en sus memorias. Una de las letras originales era “¿Quién mató a Kennedy?” pero en medio de la grabación asesinaron a Robert F. Kennedy y Jagger cambió la letra.

 

1. Gimme shelter.
Es la ganadora. La canción de apertura de Let it bleed, Gimme shelter nunca fue lanzada como sencillo, pero a lo largo de las décadas, se ha utilizado en tantas bandas sonoras y que se ha convertido en una de las más conocidas canciones.

 

Más noticias, conciertos,  especiales y discos en Rollingstone.es

DISCOS RELACIONADOS

Escribir comentario

Debes iniciar sesión para comentar en Rolling Stone

Si no tienes cuenta, puedes crearla en apenas unos segundos.

También puedes iniciar sesión mediante: