Keith Richards confirma que esnifó los restos de su padre

El guitarrista de los Rolling Stones pone punto y final a años de rumores, corroborando en su biografía, 'Life', que inhaló las cenizas de su padre. Por 'Rolling Stone'
Por - 29 de octubre de 2010
-
-
-
Imagen principal de la noticia

En abril de 2007, unas supuestas declaraciones de Keith Richards en la revista británica NME desataron la polémica. “Esnifé las cenizas de mi padre [Bert, muerto en 2002, a los 84 años]“, titulaba la exclusiva el semanario musical. Ante la pregunta de “lo más extraño que había intentado esnifar”, el guitarrista de los Rolling Stones contestó: “Mi padre. Esfiné a mi padre. Fue incinerado y no pude resistir mezclarlo con un tiro. No le hubiera molestado, no le importaba una mierda. Me sentó muy bien, todavía sigo vivo”, aseguraba en NME.

Un día después, el guitarrista se arrepintió y publicó un comunicado en la web del grupo, alegando que todo era una broma: “La historia completa es la típica noticia sesgada. La verdad es que planté un robusto roble inglés. Quité la tapa de la urna de las cenizas de mi padre, y ahora está haciendo crecer a robles. Mi padre me querría por ello. Estaba intentando decir la relación tan cercana que teníamos Bert y yo. ¡Así de cercana! No tomaría cocaína en este punto de mi vida a no ser que quisiera cometer suicidio”, decía el escrito.

El asunto se convirtió en la comidilla de críticos musicales y fans, elevándolo a la categoría de leyenda del rock. Pues bien: ahora ha llegado la confirmación. Lo ha hecho él mismo en su biografía, titulada Life, ya a la venta en inglés (en España sale el 11 de noviembre), y de la que ya os adelantamos un extracto. “Como perro viejo que soy, dije que [la declaración a NME] se sacó de contexto. Ni lo negué ni lo admití”, explica Richards en el libro. “La verdad del asunto es que después de tener las cenizas de mi padre en una urna negra durante seis años, porque no tuve fuerzas para espacirla a los vientos, finalmente planté un robusto roble inglés para esparcirlo alrededor. Y cuando quité la tapa, un hilo de las cenizas se volaron y cayó en la mesa. No podía simplemente limpiarlo, así que pasé mi dedo por encima y me esnifé el residuo. Cenizas a cenizas, de padre a hijo”, zanja Richards la polémica en su biografía.

DISCOS RELACIONADOS
1 Comentario
  1. #01 alfonseando 1 de noviembre de 2010 - 11:50

    este es un payaso y lleva mucho tiempo diciendo tonterías, por favor dejarl de dedicarle espacio a este personaje, que nos sabemos su vida, sabemos qeu es salvaje, si, pero ya ni sorprende ni hace gracia, ni hacen buena música. deberia regresar su padre y llevarselo con él
    http://newmusicalestress.wordpress.com/

Escribir comentario

Debes iniciar sesión para comentar en Rolling Stone

Si no tienes cuenta, puedes crearla en apenas unos segundos.

También puedes iniciar sesión mediante: