Centipede Hz
Discográfica: Domino
País: EE.UU.
Lanzamiento: 2012-09-05
estrellaestrellaestrellaestrellaestrella
-
-
-

Por

A mitad del décimo álbum de estudio de Animal Collective, Avey Tare, vocalista principal, grita: “I get wide-eyed!/Wide-eyed into infinity [¡Se me abren los ojos!/Se me abren hasta el infinito], como si fuera una especie de sargento psicodélico comandando a un batallón de guerreros del sueño contra las fuerzas de la normalidad de párpados caídos. Es una salva apropiada: Animal Collective son los exploradores místicos del indie de Brooklyn. En todo caso, llevan más de una década de ida de olla y todo el mundo tiene que relajarse un poco de vez en cuando. En ese sentido, Centipede Hz resulta más terrestre. Una vuelta a lo que la banda llama sus “raíces garageras” (la grabación tuvo lugar, de hecho, en un rancho). El pulso lineal y una huida de las armonías caleidoscópicas al estilo Pet Sounds quizá hagan menguar el número de seguidores (esos que usan su música para evitar acudir a los antidepresivos). Pero no teman, hobbits hipsters, Animal Collective sigue siendo puro psych-rock. Se sigue tratando de una banda influida por el estilo vocal de la época Hurdy gurdy man de Donovan y que se mueve entre la música clásica del Lejano Oriente, las baterías redondas del post punk y la electrónica pegajosa. Lo que les dota de empatía es que esta vez suenan como criaturas que han metido sus patas una a una en sus pitillos.  

Escribir comentario

Debes iniciar sesión para comentar en Rolling Stone

Si no tienes cuenta, puedes crearla en apenas unos segundos.

También puedes iniciar sesión mediante: